Tu no eres tu dolor

Si estás en una conexión personal, como en casa, puedes ejecutar un análisis antivirus en tu dispositivo para asegurarte de que no está infectado con malware. Desarrollado por dos autores, Vidyamala Burch y Danny Penman, que han luchado contra el dolor severo después de sufrir lesiones graves, You Are Not Your Pain revela un sencillo programa de ocho semanas de prácticas basadas en la atención plena que derretirá su sufrimiento. Acompañadas de un CD para guiarte, las ocho meditaciones de este libro sólo requieren de diez a veinte minutos al día y han demostrado ser tan eficaces como los analgésicos recetados para aliviar algunas de las causas más comunes del dolor.

Estas prácticas basadas en la atención plena calman las redes de dolor del cerebro, a la vez que reducen significativamente la ansiedad, el estrés, el agotamiento, la irritabilidad y la depresión que suelen acompañar al dolor crónico y a la enfermedad. Tanto si sufres dolor de espalda, artritis o migrañas, como si padeces fibromialgia, enfermedad celíaca o te sometes a quimioterapia, aprenderás rápidamente a controlar tu dolor y a vivir de nuevo con plenitud. Todas las meditaciones de esta página están extraídas de nuestro libro Mindfulness para la salud: Una guía práctica para aliviar el dolor, reducir el estrés y recuperar el bienestar.

Se ha publicado en Estados Unidos con el nombre de You Are Not Your Pain. El libro contiene el curso completo de mindfulness de 8 semanas desarrollado en el Centro Breathworks. Para celebrar el lanzamiento de su nuevo libro You Are Not Your Pain: Using Mindfulness to Relieve Pain, Reduce Stress, and Restore Well-Being, Vidyamala Burch está dando charlas sobre el manejo del dolor en los Estados Unidos.

Véala en estos próximos eventos: – Vidyamala lanzará You Are Not Your Pain en el Centro Zen de Nueva York para el Cuidado Contemplativo el jueves 28 de mayo – También realizará un Taller de Práctica de Medio Día el sábado 30 de mayo en el Centro Zen de Nueva York para el Cuidado Contemplativo El dolor crónico significa que es probable que tengas más estrés que las personas que no tienen dolor. Probablemente has notado que cuando tu dolor es peor, te sientes más estresado. Es cierto: ¡el dolor es estresante!

Además, tener dolor significa que puedes hacer menos cosas en tu vida y esto puede generar estrés. El estrés se asocia con músculos más tensos, peor sueño, ansiedad, patrones de respiración poco profundos, estado de ánimo deprimido… ¡y todo ello conduce a un dolor peor!

Sin ni siquiera saberlo, puedes estar medicando los brotes de dolor alimentados por el estrés. En lugar de centrarse en la medicación, puede aprender a reducir el estrés y descubrirá que necesita menos medicación. La forma en que eliges responder a la sensación física del dolor tiene un gran impacto en la forma en que tu sistema nervioso crea el dolor y en la calidad de tu vida.

Tus reacciones automáticas al dolor a menudo amplifican la actividad generadora de dolor de tu sistema nervioso y provocan un aumento del dolor y la angustia. Mindfulness significa conciencia en el momento presente y te ofrece una forma constructiva, práctica y eficaz de observar tus reacciones físicas, cognitivas y emocionales y de tomar decisiones hábiles que pueden disminuir tu dolor y tu angustia. Recuerda que puede que no tengas control sobre la sensación de dolor, pero sí sobre tus reacciones a la sensación de dolor.

Tus elecciones afectan directamente a la actividad de tu sistema nervioso. Materiales extra para Mindfulness para la salud / Tú no eres tu dolor La respiración profunda y la relajación son un buen punto de partida para controlar tu dolor crónico. Ver 11 técnicas de control del dolor crónico Si hay alguna buena noticia sobre el dolor crónico, es que, hasta cierto punto, el cerebro puede aprender a manejar y disminuir la sensación de dolor utilizando una combinación de técnicas de concentración profunda, respiración e imágenes.

Una vez que esté relajado, utilice las siguientes técnicas eficaces de imaginería para ayudar a controlar su dolor crónico. Esta poderosa técnica consiste en centrar su atención en cualquier parte específica no dolorosa del cuerpo -mano, pie, etc.- y alterar la sensación en esa parte del cuerpo. Por ejemplo, imagine que su mano se calienta.

Esto hará que la mente deje de centrarse en la fuente de su dolor. Ver Abrir y cerrar las puertas del dolor para el dolor crónico Esta semana estoy encantada de compartir un extracto exclusivo de la edición en audiolibro de You Are Not Your Pain (No eres tu dolor) de Vidyamala Burch y Danny Penman. Esta guía práctica y accesible revela un sencillo conjunto de prácticas basadas en la atención plena que te ayudarán a tratar el dolor crónico.

La sección que vas a escuchar explica la diferencia entre el «modo Hacer» y el «modo Ser» y cómo afectan al sufrimiento. Estoy seguro de que este libro te resultará tan esclarecedor como a mí. You Are Not Your Pain, de Vidyamala Burch y Danny Penman, ya está disponible en todos los lugares donde se venden libros y audiolibros.