Si vas a quedarte que sea conmigo

Entre la miríada de canciones estelares que entran en este género, una canción de 1979 llamada «Mayonaka no Door – Stay With Me» de una cantante llamada Miki Matsubara surgió de repente de la relativa oscuridad en otoño para convertirse en una favorita de streaming ampliamente reproducida. La canción apareció en varios rankings globales de streaming, como la lista de J-pop de Apple Music en 98 países y la lista viral global de Spotify número 1 durante una semana, del 10 al 16 de diciembre de 2020, además de las listas virales locales en 42 países, incluyendo Indonesia, el Reino Unido y EE.UU. Yohei Hasegawa, un productor y músico que viaja de ida y vuelta de Japón a Corea del Sur y pincha música pop urbana de ambos países como DJ de club, describe la popularidad de «Stay With Me» como omnipresente en los círculos de clubes asiáticos. «Siempre que pincho ‘Stay With Me’ en Seúl y Singapur, y también en Malasia, el público aplaude en cuanto oye la introducción», afirma.

«Ya nadie me pregunta cómo se llama la canción. Así es como todo el mundo la conoce. Es una ‘melodía asesina’ que se ha instalado en la escena de los clubes».

El resurgimiento del éxito de «Stay With Me» 40 años después de su lanzamiento debe gran parte de su reciente popularidad mundial a un YouTuber indonesio llamado Rainych. Esta cantante musulmana de voz dulce publica vídeos en los que versiona varios éxitos occidentales y canciones de J-pop, y su canal cuenta actualmente con casi 1,3 millones de suscriptores. A finales de octubre, Rainych subió una versión de «Stay With Me» en un japonés fluido, lo que hizo que la versión original se redescubriera primero en Indonesia y luego se extendiera gradualmente a los espectadores de otras partes del mundo, y este proceso parece estar directamente relacionado con el repentino aumento de las transmisiones de Apple Music y Spotify.