Libros para dedicar a mi novio

Sí. Qué buenos son esos libros que sirven de excusa para lanzar pistas o consejos a amigos o familiares. Y si lo acompañas de una dedicatoria que acaba de enfatizar el mensaje más que nada por si no ha quedado claro, pues mejor que mejor.

Pongamos que alguien que conoces no cocina muy bien. Podrías dedicarle lo siguiente:Confío en este libro para que pueda llevar a cabo la misión más importante de su vida: que no pase hambre y me deje cocinar. » La dedicatoria de un libro es, por simple definición, una nota personal del autor a alguien importante.

Sin embargo, tiene la particularidad de que esta nota, por lo demás privada, aparece publicada en todos los ejemplares del libro, disponibles para la digestión del público. Tal vez por eso muchas dedicatorias están escritas en clave, y su verdadero significado sólo es evidente para el dedicante. Todos conocemos libros que están misteriosamente dedicados a una sola inicial – «Para K, y sabes exactamente por qué»- o que empiezan con una frase que parece un acertijo para los no iniciados – «Para James, que me dio un mango y me tiró al agua»- de Coldwater, de Mardi McConnochie.

De Las aventuras de Tom Sawyer, de Mark Twain: «Este libro está dedicado con gratitud a mis hijos. Mi madre y mi esposa me enseñaron a ser un hombre.