La imaginacion y el arte en la infancia

La imaginación, junto con el razonamiento lógico, la retención de la memoria, la voluntad mental y la percepción, se consideran funciones mentales primarias. La capacidad de utilizar la imaginación de forma eficaz puede beneficiar a cualquier persona, especialmente a los niños. Además de las artes y los oficios, la imaginación también está asociada a los logros científicos y las innovaciones tecnológicas.

Esto sólo ocurre si los científicos e ingenieros son lo suficientemente creativos como para tener ideas que puedan aplicarse tecnológicamente. Esto confirma que mejorar la imaginación, utilizando las artes y las manualidades, puede dar grandes resultados. A medida que los niños se hacen más conscientes de sí mismos, tienen un creciente deseo de usar su imaginación y ser más creativos.

Empiezan a dibujar y escribir cosas basadas en narraciones imaginativas. Los niños con una imaginación bien desarrollada confían más en sus capacidades a la hora de realizar proyectos de artesanía. Aunque se necesita cierta habilidad para realizar mejores proyectos de manualidades, el poder subyacente sigue siendo una imaginación fuerte.

Todos los niños nacen con imaginación y creatividad. A veces, los padres alimentan la imaginación de los niños y participan en sus pensamientos y actos creativos. Otras veces, podemos reprimir deliberadamente o sin saberlo la imaginación de los niños, tal vez preocupados porque los niños no entienden todavía lo que es real y lo que no lo es.

La imaginación fomenta el desarrollo cognitivo y social. Todo el mundo quiere criar niños que alcancen su máximo potencial intelectual y social/emocional. En la educación infantil, las habilidades de pensamiento crítico y la capacidad de resolver problemas de forma creativa son objetivos para el desarrollo de los niños.

Imaginar, probar nuevas formas de hacer las cosas y experimentar desarrollará su pensamiento crítico y también fomentará su capacidad creativa para resolver problemas. Además, la imaginación fomenta el desarrollo socioemocional al permitir a los niños contemplar diferentes resoluciones, lo que aumenta la confianza de los niños, que puede utilizarse en las interacciones con los demás. La imaginación y la creatividad son también habilidades que nuestros hijos necesitarán cuando se incorporen al mundo laboral en el futuro.

Creatividad para niños: consejos para cultivar mentes creativas La imaginación fomenta el desarrollo cognitivo y social. Todo el mundo quiere criar niños que alcancen su máximo potencial intelectual y social/emocional. En la educación infantil, las habilidades de pensamiento crítico y la capacidad de resolver problemas de forma creativa son objetivos para el desarrollo de los niños.

Imaginar, probar nuevas formas de hacer las cosas y experimentar ayudan a desarrollar el pensamiento crítico de los niños y fomentan la resolución creativa de problemas. Además, la imaginación fomenta el desarrollo socioemocional al permitir a los niños contemplar diferentes resoluciones, lo que aumenta la confianza de los niños, que puede utilizarse en las interacciones con los demás. La imaginación y la creatividad son también habilidades que nuestros hijos necesitarán cuando se incorporen al mundo laboral del futuro.

A pesar de lo que mucha gente piensa, la creatividad no se limita a las actividades artísticas como el arte, la música, la artesanía, la escritura y el teatro, y definitivamente no se trata sólo de un resultado físico. Podemos ser creativos con las matemáticas, la ciencia, la política, la construcción y los negocios; ¡con cualquier cosa que hagamos! La creatividad puede definirse como el viaje a través del cual utilizamos y desarrollamos nuestra imaginación, originalidad, productividad y capacidad para resolver problemas.

El mismo principio se aplica a la expresión creativa en el aprendizaje de la primera infancia. Todos los niños tienen un potencial creativo y todos son capaces de expresar esa creatividad, pero el proceso, y no la calidad del resultado, debe ser el objetivo principal. Esto nos lleva a preguntarnos qué son las artes creativas.

En lo que respecta a los niños, las artes creativas son actividades que hacen uso de la imaginación del niño y pueden incluir actividades como el arte, la danza, el teatro, las marionetas y la música. Estimulan y ayudan a los niños a cultivar sus capacidades en prácticamente todos los ámbitos, y son actividades abiertas, que fomentan la flexibilidad de la mente. Y lo que es más importante, las artes creativas hacen hincapié en el proceso, enseñando a los niños, en un mundo cada vez más orientado al producto, que el método por el que se llega al destino es tan o más importante que el propio destino.

Derechos de autor: Juta Los beneficios de incluir y hacer hincapié en las artes creativas en la educación infantil son numerosos y amplios, y van desde lo físico hasta lo emocional y lo mental. Pero, ¿cómo pueden las artes creativas desarrollar la capacidad física de los niños? Aunque en la mayoría de los casos damos por sentado que actuamos, nuestra capacidad de movimiento y nuestra coordinación se componen de habilidades motoras gruesas y finas, y nuestro nivel de habilidad en estos movimientos se desarrolla a lo largo de nuestra infancia.

Diversos tipos de actividades artísticas creativas ayudan a los niños a desarrollar sus habilidades en ambas categorías de movimiento. Por ejemplo, cuando un niño agarra y utiliza un pincel, o pega botones e hilo al papel, está poniendo en marcha y haciendo avanzar su motricidad fina. Sin embargo, cuando baila