Frases de bendiciones para un hijo

Amamos tanto a nuestros hijos y deseamos las mayores bendiciones y la guía de Dios en sus vidas. Pasamos interminables horas cuidando, enseñando, ayudando, entrenando, protegiendo y animando que a menudo nos perdemos uno de los mayores recursos que Dios nos ha dado para guiarlos – la oración. Las siguientes oraciones para su hijo cubren muchos temas como la autoestima, la protección, la pureza y la sabiduría.

Éstas lo equiparán para la batalla contra los ataques de Satanás y le darán discernimiento para manejar las situaciones que se presenten. Puede depositar sus preocupaciones en Jesús y encontrar la paz en el favor y el amor de Dios por su hijo mientras pronuncia estas oraciones. ¡Descargue su propia copia personal de Oraciones para su hijo AQUÍ!

Imprima estas oraciones para mantenerlas al lado de su cama y llevarlas con usted a lo largo del día como un recordatorio para orar por las bendiciones y la protección de Dios sobre su hijo. Señor, te pido que mi hijo desarrolle una perspectiva y un propósito eternos, no terrenales. Ayúdale a ver la vida -y cada desafío- a través de tus ojos, deseoso y sin miedo de compartir con otros las buenas noticias de Jesús dondequiera que vaya.

Te pido que ponga su mente en las cosas de arriba, no sólo en lo que ocurre aquí, y que esté arraigado y cimentado en Tu amor. Te ruego que llegue a comprender el alcance de tu amor por él, que sobrepasa todo el conocimiento mental que adquirirán en la escuela. Rezo para que se llene de Ti desde la mañana hasta la noche.~ Rebecca Barlow Jordan 52.

Todavía no he dormido, porque estoy aquí, pensando en lo mucho que he sido bendecida. Nunca supe cuánta bendición has sido, hasta hace poco. Siento mucho no haber detectado esto con la suficiente antelación.

Ahora que lo sé, nunca perderé la oportunidad de decirte lo mucho que te quiero. Buenas noches, hijo. 53.

Si te soy sincero, debo decirte que eres el mejor hijo del mundo entero. Tenerte nunca fue un error, como siempre pensé. Más bien, ha sido una bendición disfrazada.

Gracias por haber elegido hacer este viaje conmigo. Baja las cortinas. Es hora de dormir.

Bueno typeof __ez_fad_position!=’undefined'{__ez_fad_position’div-gpt-ad-sweetlovemessages_com-mobile-leaderboard-2-0′}; 54. En tus ojos veo la esperanza de un mañana mejor. Sé que te espera una vida mejor, y voy a asegurarme de que esté aquí lo antes posible.

Como hijo mío, tienes que dejar de preocuparte. Dios sigue haciendo milagros. El tuyo está en camino.

Mantente expectante, hijo. Que tengas una buena noche. 62.

Siempre puedes contar conmigo. Nunca te decepcionaré. Has sido mi confidente, incluso antes de nacer.

En el momento en que me di cuenta de que tenía un conejito dentro de mí, empecé a comunicarme contigo, y tú siempre respondías. Han pasado años, y sigo sintiendo lo mismo. Eres una bendición, hijo.

Que tengas una buena noche. Tener un hijo es una de las mayores bendiciones del mundo, alguien a quien guiar en la vida, alguien a quien demostrar que te importa.Sería estupendo hacer saber al mundo que le quieres diciendo cosas como «quiero a mi hijo» y hablándole de lo mucho que te importa.Si te cuesta hacerlo, aquí tienes algunas citas que dicen «quiero a mi hijo» que funcionarán igual de bien.