Encuesta sobre alimentacion saludable para ninos

Nos preguntamos por qué algunos niños están interesados en comer sano y otros no. La comparación de algunas preguntas de la encuesta nos dio una pista. Resulta que los niños comían más frutas y verduras si sus familias les hablaban de una alimentación sana.

Esto tiene sentido. Los padres suelen comprar y servir la comida, así que si se interesan por la nutrición, probablemente facilitarán que sus hijos coman frutas y verduras, y que sean más sanos en general. Judy More, dietista pediátrica y miembro de la ITF, afirma: «Los niños pequeños necesitan alimentos nutritivos para su rápido crecimiento y desarrollo, pero prefieren los alimentos conocidos y también tienen días buenos y malos a la hora de comer.

Algunos niños pequeños necesitan que se les ofrezca un nuevo alimento hasta 10 o 14 veces antes de que se atrevan a probarlo. Una estrategia clave de salud pública debería ser hacer hincapié en el desarrollo de hábitos alimentarios saludables en los primeros años de vida y en la orientación nutricional. No sólo hay que prevenir las deficiencias alimentarias en la infancia, sino también evitar que los niños tengan sobrepeso y sean obesos, ya que muchos de ellos seguirán siéndolo de adultos, con el consiguiente riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como las cardiopatías y la diabetes».