Sopa de letras de emociones para ninos

Aquí Danielle. Hola, madres, padres y almas amables que se toman el tiempo de leer nuestras palabras. Esta es la historia de lo que sentí cuando me tiraron la sopa de letras, obviamente de forma metafórica.

Ahí va mi imaginación de fregar el desastre empapado por todo el suelo… otra vez. Oh, maternidad.

Os veo, mamás, os veo. Bien, volviendo al tema. Hay un proceso de emociones cuando recibes un diagnóstico o diagnósticos para tu hijo.

Ya entraré en el relato de los signos e indicios que teníamos de que algo era singularmente diferente en Tova en otro post. Pero en lo que me gustaría centrarme es en lo que sentí …. *cuenta los meses en el cerebro cansado* …¡hace 7 meses hasta ahora!

AHA todavía funciona con poco sueño, ¡vaya cerebro!.